William lucha por una mejor Venezuela – y teme por su vida

Traducción española del artículo “William kämpft für ein besseres Venezuela – und muss um sein Leben fürchten”, publicado por la revista alemana “ze.tt”.

William lucha por una mejor Venezuela – y teme por su vida

William participando en la campaña electoral para la elección de los diputados. En apoyo a los candidatos de la mesa de la unidad democrática (MUD), opositores al régimen de Nicolás Maduro.

El jóven William Verde de 26 años de edad renunció a su trabajo para protestar día y noche contra el gobierno venezolano. A pesar de la violencia policial y la fuerza militar no quiere darse por vencido.

Miedo, disturbios y hambre – esos son acompañantes permanentes del pueblo venezolano desde hace un tiempo largo. Desde el principio de abril hay constantemente protestas en masas  contra el presidente de la República Nicolás Maduro, donde lo responsabilizan de la crisis actual del país y lo acusan de abusar del poder, en cierto modo como autócrata.

Aquellos que participan en las protestas corren el riesgo de recibir violencia policial y penas de cárcel. A pesar de que las manifestaciones frequentemente sufren represiones y que ya han fallecido más de 100 personas (en su mayoría jóvenes) hay todavía muchos venezolanos que no les importa la presencia de gas lacrimógeno y/o tanquetas y que están diariamente en la calle luchando por su país y un mejor futuro.

Tal como el jóven William Verde que es miembro del partido político de la oposición “Voluntad Popular” y participe en las protestas contra el régimen autoritario de Maduro. El venezolano lucha por una vida en libertad sin el hecho de tener miedo constante a ser robado o atacado. Él ama su patria Venezuela de todo corazón y desea a ella democracia, libertad y bienestar.

Sus amigos ya están en prisión

“Participo en las protestas, debido a que es mi deber como venezolano defender mi país y su constitución ante cualquier abuso que las ponga en peligro, participo en las protestas por todos aquellos venezolanos que hoy en día comen de la basura para sobrevivir, yo protesto por todas las personas que mueren día a día en los hospitales por falta de insumos y medicinas, protesto para que no se vayan más venezolanos al exterior en busca de un mejor vivir, protesto contra un régimen criminal sin escrúpulos e indolente ante el pueblo que clama cambio y justicia, yo protesto por mi presente y mi futuro, yo protesto porque sencillamente es lo correcto.”

En realidad William es Ingeniero Civil pero renunció a su trabajo porque las condiciones laborales en su país son pésimas y los sueldos no alcanzan para vivir con dignidad. Por eso decidió dedicar todo su tiempo a las protestas generales en contra de un régimen dictatorial que  conduce al pueblo venezolano a la miseria, aunque es totalmente consciente de las consecuencias que puedan acarrear sus actividades políticas. Recientemente varios de sus amigos y compañeros del partido político donde es activista fueron encarcelados como presos políticos.

William nació en la capital Caracas. Su familia se mudó a Lechería, una ciudad pequeña en el estado Anzoátegui en el noreste del país cuando el tuvo pocos meses de edad. Después de que Hugo Chávez tomó el poder en 1999, William empezó a darse cuenta como su país comenzó a dividirse. La situación enconó drásticamente durante sus estudios en la Universidad de Oriente de 2009 hasta 2015. En este período subieron la inflación, la escasez de medicina y alimentos básicos. Desde entonces William ha llegado a rebajar 13 Kilos debido al racionamiento de la poca comida que tienen en su hogar y al mismo tiempo empezó a sentirse crecientemente más infeliz.

El compromiso político le da nuevamente sentido a mi vida”

En la Universidad se convertió en un activista estudiantil y político, en el año 2012 se unió al partido político opositor que se llama Voluntad Popular (mismo del actual preso político Leopoldo López). El participó en los comandos de campaña de todas las elecciones, tal como en las protestas del 2014 que dejaron un saldo de 44 personas asesinadas.

Actualmente desde el principio de abril está participando día y noche en las protestas por el rescate de la libertad y la democracia de Venezuela, y piensa que es su obligación luchar por su país.

“Yo salgo a protestar porque mi conciencia y corazón lo dicta así, yo solo quiero y exijo justicia, progreso y bienestar para mi país, yo busco no solo ser parte del rescate de la democracia sino del cambio, de la construcción de una Venezuela fuerte y digna.”

Cantando el himno nacional en medio de una protesta pacífica.
Inicio de la represión desmedida e injustificada por parte de la policía estadal.

 

 

 

 

 

 

 

 

William en una asamblea de vecinos para organizar a las comunidades a protestar.

 

 

 

 

 

Juntos podemos salir adelante”

Él ve que el pueblo venezolano que está del lado de la democracia y la libertad, está cada vez más unido y fuerte, mientras que el grupo represor, está cada vez más desunido, desesperado y sin apoyo. Por esta razón tiene mucha fuerza y fé de que triunfará la justicia muy pronto en el país caribeño.

“Juntos podemos salir adelante. Algo bueno que tenemos los venezolanos es que nos caracterizamos por ser muy solidarios unos con los otros.

El me contó de las experiencias que lo han marcado durante las protestas. En este contexto se acuerda del descontento de la gente en los barrios más peligrosos y también como han abierto los ojos, para ver la realidad de las políticas socialistas y populistas, y que entusiasmo tienen al protestar. Al mismo tiempo él nota también que personas y familias pudientes de grandes recursos están manifestando en las calles. Así todos están luchando lado a lado con el mismo objetivo y la condición social se mueve al fondo.

Violencia policial y tribunales militares

William en un acto para conmemorar a los caídos en protesta, en la foto usa una franela en honor a Cesar Pereira, asesinado por un efectivo de seguridad en una protesta el 28-05-2017.

Aparte de la esperanza y de la cohesión, él se da cuenta también de la represión brutal por parte de los cuerpos de seguridad del estado, los cuales son violatorios de los derechos humanos, derriban manifestaciónes pacíficas, disparan gas lacrimógeno dentro de viviendas y edificios que se encuentren cerca de las protestas y además dentro de los centros de salud pública. Allí atienden a los heridos de los abusos policiales y también a personas que se han torturado en tribunales militares. Es muy aterrador que en varios casos juzgán los cautivos de manera ilegal en tribunales militares. De esta forma es cierto que el miedo está presente constantemente en los manifestantes y opositores.

Un momento marcado y muy duro para William durante las protestas fue el asesinato de Cesar Pereira (21 años de edad) quien fue no solo su compañero de partido político sino también su amigo personal. Esto pasó durante las protestas del 28 de mayo por parte de la policía de la dictadura. “Cesar era un joven muy alegre, luchador y querido por todos, aún me duele saber que no podrá disfrutar de la Venezuela libre por la que tanto lucho, pero su muerte así como las de muchos otros, no serán en vano, todos serán recordados como auténticos héroes, y la mejor manera de honrarlos, es precisamente protestando en las calles de manera pacífica pero con contundencia, hasta lograr nuestros objetivos de libertad.”

“El que se cansa pierde”

La mayoría de sus amigos emigraron a otros países y William dice que hubo tiempos en los cuales él pensó también en una emigración. Pero después de reflexionarlo bien, decidió quedarse en su patria para luchar por ella. El no quiere darle la espalda y huir sino luchar para dar el máximo por su país que tanto ama y ponerse claramente al lado de la justicia. “No es fácil, lo admito, esta lucha ha sido muy agotadora física y mentalmente, pero sé que la recompensa lo vale.”

La educación es la clave para guardar la paz

Adicionalmente William ve un reto mayor una vez que la libertad en Venezuela sea alcanzada, es decir la construcción de un estado demacrático que funciona. “La educación es la única solución a todos los problemas. Si un día emigro, será para estudiar en una buena Universidad del mundo, lo cual sería grandioso para formarme y aplicar todos mis conocimientos aprendidos en la construcción de una mejor Venezuela.”

Después de todo William nunca ha perdido la esperanza de que Venzuela sea capaz de cerrar este capítulo oscuro para entrar en un futuro próximo en una nueva etapa de paz, libertad y democracia. Varios lemas le motivan durante las protestas. Uno de ellos es un lema muy importante del partido político Voluntad Popular, una frase que popularizó Leopoldo López:

Fuerza y Fé”.

“Es más que un lema o frase, para nosotros es una consigna, un grito de esperanza. Yo en lo personal me la digo constantemente en cada protesta a la que voy, nosotros los venezolanos somos muy católicos por eso este lema tiene tanta importancia para mí, soy devoto a la fé católica y esta frase me llena mucho en lo espiritual, siempre me llena de esperanza, y me ha ayudado a recobrar las fuerzas en los momentos más difíciles.”

Otro lema importante es El que se cansa pierde, una frase popular de los venezolanos.

William no es una excepción porque del mismo modo les sucede actualmente a miles de venezolanos. Se espera que la situación dramática en el país caribeño se mejore inmediato y que el pueblo venezolano recupere su libertad y sus derechos democráticos.

Schlagwörter:
Previous Post Next Post

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.

0 shares